Preparando arroz

Que fácil es cocinar, de hecho todos lo podemos hacer  y en esta sección verán que partiendo de recetas simples, se pueden obtener deliciosos platos sin muchas complicaciones y con un poco de imaginación, hasta con un toque gourmet.

Hablaremos hoy del arroz, un ingrediente básico en la cocina el cual se puede preparar desde la forma mas simple, como el arroz con pollo, hasta lo más gourmet; representado en una paella o risotto.

Una de las pruebas más comunes a la que son sometidos los aspirantes a chef en las escuelas de cocina, es la correcta preparación del arroz, pero que no cunda el pánico porque aquí veras que no es nada complicado. Las proporciones básicas  para su preparación es de dos partes de agua -dos tazas- por una parte de arroz -una taza- eso nunca cambia, pero cada persona tiene su manera de prepararlo, ya sea porque varían en el tiempo de cocción o en los ingredientes para la sazón. Si no tienes una o simplemente  no te queda bien el arroz con tu actual receta,te  tengo una manera que es muy efectiva y fácil , ya te la enseño.

Si sigues estos pasos tendrás un arroz perfecto, de verdad es muy sencillo y  aquí te muestro lo que necesitas :

– Una olla con tapa y una cuchara de madera
– Arroz
– Agua
– Sal , cebolla y/o ajo
– Aceite

15694185077_31c9165814_zRecuerda que es el doble de agua que de arroz, de manera que  si  hacemos 1 taza de arroz  que sería para 4 personas aproximadamente, utilizaremos
2 tazas de agua (400 ml) y el procedimiento es el siguiente:

Sigue leyendo

Anuncios

La reciprocidad

                                                   speech-bubbles-303206_1280

Imagine que fue a casa de un amiga que lo invitó a cenar junto con otros conocidos. Luego de la comida el grupo se reúne para charlar y ud. aprovecha la ocasión para  felicitar a la anfitriona por los espectaculares platos preparados

Su amiga lo escucha, le dirige una mirada y acto seguido sin decir nada se voltea y continúa charlando con sus invitados. Sus halagos han sido ignorados, una falta de educación de la anfitriona y evidentemente ud. se siente contrariado, tanto así que por su cabeza pasa no volver a comer en casa de su amiga; o  por lo menos no volverla a felicitar por la comida que prepare en otra ocasión.

Algo parecido ocurre en la redes sociales cuando el cliente de un restaurante tiene el gesto de nombrar al local, ya sea en Twitter o Facebook por ejemplo y comparte con sus seguidores la noticia  que ha degustado un plato  de comida extraordinario. La persona encargada de llevar las redes sociales del negocio ignora el gesto del cliente, ni un – nos alegra que le haya gustado, esperamos tenerlo de vuelta pronto –  o simplemente ¡gracias!

Sigue leyendo