Los restaurantes y sus crisis

Abrimos el 2015 con un post muy relacionado con el que cerramos el 2014 – El miedo a la redes sociales    en torno a una situación que se presentó hace un par de días en Las Palmas de Gran Canaria,  entre la Pizzería Calabria  y el atleta  paralímpico canario Enhamed Enhamed.

Cabe destacar que no nos pondremos de parte de ninguno de los bandos, ya que cada uno tiene su versión de lo acontecido, aparte de que la intención de este post es resaltar la crisis que gira en torno al restaurante, vista desde la óptica del social media.Según Enhamed, en la pizzería no lo dejaron entrar debido a que se encontraba con su perro guía, mientras que el local lo niega.

  “el negocio al no tener un perfil en las redes, carece de un canal de comunicación con su clientela. En primer lugar no podrá hacerle frente a las criticas, será un mero espectador de las quejas

Lo anterior le está pasando a la pizzería, y aunque en la entrevista del diario deportivo Marca se puede leer la versión tanto del atleta como la de Pizzería Calabria, esta última está en clara desventaja a nivel mediático, la razón: no tienen perfil en las redes sociales.

En Facebook el vídeo de la denuncia colgado por Enhamed ha tenido 497 102 reproducciones y compartido 18.984 veces en Twitter, el hashtag #pizzeriacalabra a sido usado unas 3.000 veces. Por otro lado la noticia también ha sido reflejada en las web de periódicos como ABC Canarias  o portales como La Gomera Actualidad.

La crisis para la pizzería,  se desató con la publicación en Facebook de lo supuestamente ocurrido con el atleta, y decir que dicha crisis se pudo haber evitado con la mera presencia en las redes sociales es también exagerar un poco, pero lo que si es cierto es que el local de haber tenido algún perfil en dichas redes, pudo haber contribuido bastante a amainar la tormenta generada. Primero entrando en contacto directo con el cliente , abordando lo sucedido y tratando de llegar a un buen acuerdo, luego usar las redes para dar mayor difusión no solo entre su clientela, sino al público en general  su versión de lo ocurrido e informar que ya se ha entablado conversaciones con el agraviado para solucionar el impase.

La reputación de la pizzería inevitablemente se va a ver afectada, pero internet y las redes sociales nos dan las armas para evitar que el mal sea mayor e incluso recuperar la reputación perdida, ya lo dijo un filósofo griego:  Una mala reputación es una carga, ligera de levantar, pesada de llevar, difícil de descargar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s